Sauvignon Blanc

Banner Sauvignon Blanc

Conozcamos al Sauvignon Blanc.

Si hay algo que caracteriza a esta cepa es su carácter distintivo, lo que ocasiona algún grado de controversia en los amantes del vino. Por una parte, tiene una acidez alta, y por otra, sus marcados aromas y sabores pueden ser deliciosos e intrigantes para algunos bebedores, pero demasiado pronunciados para otros. Es un vino para beber preferentemente joven, ya que no está pensado, generalmente, para envejecer. Su nombre, Sauvignon Blanc, parece venir de la contracción de sauvage (salvaje) y vignon (viña).
Los vinos Sauvignon Blanc son de cuerpo entre ligero y medio y usualmente secos. Entre sus aromas característicos podemos mencionar de tipo herbáceo (pasto o hierbas), minerales en zonas más frías, de carácter vegetal (ají verde, pimentón verde, manzana verde), o en climas más cálidos un poco frutosos (melón maduro). También podemos encontrar aromas como brote de casis que es similar a la orina de gato o cítricos como limón o lima.
En Francia hay dos regiones clásicas para la producción de esta cepa: Burdeos y el Valle del Loira. En esta última zona se destaca Sancerre y Pouilly-Fume. También tiene importante presencia en California, el nordeste de Italia y Nueva Zelanda. En nuestro país se producen Sauvignon Blanc en los valles de Casablanca, Leyda, Colchagua, Curicó y Maipo.
La temperatura de servicio ideal de un Sauvignon Blanc va entre 8°C y 10°C.
Maridajes: El Sauvignon Blanc es ideal para acompañar: mariscos (especialmente ostras), pescados (ideal si es ceviche), comida picante, pastas con frutos de mar, aves y queso de cabra. Son excelentes como aperitivos.